Transformando vidas: La historia de Douglas e Irma.

Transformando vidas: La historia de Douglas e Irma

Douglas Reinefeld González tiene 2 años, es un niño alegre, inteligente, cariñoso, le encantan los animales e imitarlos, vive con su mamá Irma González, quien nació en Venezuela, pero desde hace 3 años decidió buscar nuevas oportunidades en nuestro país.

Para Irma no fue fácil enterarse en su quinto mes de embarazo que su hijo tenía la condición de labio fisurado y paladar hendido bilateral. “Fue muy difícil al principio no entendía por qué me pasaba a mi, y a mi hijo” relata ella. Sin embargo, el amor que sentía por su hijo aún sin conocerlo hizo que pudiera asimilar la situación y enfrentará el miedo que sentía cuando recibió la noticia.

El embarazo de Irma transcurrió con normalidad, se sentía muy bien de salud, hasta que el día en el que nació Douglas; los médicos se dieron cuenta que tenía desplazamiento de placenta y era necesario que le practicaran una cesárea para que no se presentaran complicaciones. Douglas al nacer, tuvo que ser hospitalizado por 15 días, pues sus pulmones no estaban en las mejores condiciones y debían revisarlo constantemente.

Transformando vidas: La historia de Douglas e Irma.

Luego de varios días internado, los cuidados de los médicos y su mamá, la salud de Douglas mejoró y pudo estar en la casa. Al poco tiempo, en medio de una cita de control a la cual asistió Irma con Douglas, la doctora le comentó sobre la Fundación Operación Sonrisa Colombia y su trabajo con personas que tienen la misma condición de Douglas y que allí podrían prestarle una atención oportuna y de calidad.

Cuando Douglas cumplió 4 meses de nacido, Irma llegó a la Fundación por primera vez. “Desde que llegamos, todas las personas que trabajan allí y atendieron a mi hijo fueron muy atentas y me hicieron sentir cómoda” … “me di cuenta de que la condición de mi hijo, también la tenían más niños, descubrí que no estaba sola”, Asegura Irma. Los médicos de la fundación valoraron y determinaron que Douglas cumplía con las condiciones para ser operado prioritariamente.

Transformando vidas: La historia de Douglas e Irma.

En mayo de 2019 Douglas recibió la cirugía llamada queilorrafia, para corregir la hendidura de su labio. Para su segunda cirugía por paladar hendido, la Fundación la había programado para el 25 de marzo de 2020, pero debido a la pandemia por COVID-19 se tuvo que posponer. Sin embargo, Douglas siguió recibiendo terapias de lenguaje y apoyo psicosocial acompañado por su mamá, de manera virtual.

Un año después Douglas pudo recibir una nueva valoración para recibir su cirugía de palatarrofia y el 13 de marzo de 2021, acompañado por Irma llegó a la Clínica Los Cobos, en donde los recibieron un gran equipo de voluntarios médicos, diferentes especialidades y Clown. Después de varias horas de espera, la cirugía de Douglas fue un éxito. “Ver a mi hijo así de bien y atendido por personas de buen corazón, me hace la mamá más feliz” … “Solo quiero lo mejor para él y que pueda lograr todo lo que se proponga” Relata Irma.

Transformando vidas: La historia de Douglas e Irma.

Ahora Douglas debe seguir con sus terapias, ya de forma presencial y algunas veces, virtualmente. Ya se sabe las vocales, pronuncia algunos números y poco a poco va a aprendiendo algunas palabras, asegura Irma. Disfruta estar con su primo Daniel de 9 años, quien se ha convertido en un hermano mayor para él, pues le enseña algo diferente todos los días y le encanta jugar con él.

Leonardo

Leave a Comment