Cumpliendo sueños en familia. La historia de Óscar

Cumpliendo sueños en familia. La historia de Óscar

Óscar nació con labio fisurado y paladar hendido, pero se parece a cualquier otro estudiante de su universidad en Bogotá. En su sexto semestre, prácticamente habla inglés con fluidez. Sueña con viajar y estudiar en el extranjero, tal vez en los Estados Unidos. Tiene grandes planes para un doctorado y posiblemente convertirse en profesor universitario.

Las posibilidades parecen infinitas para Óscar: tiene muchos planes y muchas esperanzas de un futuro brillante, pero no siempre ha sido así.

Su madre, María, tenía solo 17 años cuando nació Óscar. Los médicos nunca le dijeron sobre la condición de él, incluso después de que le hicieron ecografías. El día que nació, los especialistas de la sala de maternidad se lo quitaron de inmediato y comenzaron a susurrar entre ellos.

María y Óscar recordando con fotografías la infancia de Óscar

Un médico le preguntó: “¿Qué tipo de vida quieres vivir?” y le dijo que tenía algo serio que decirle, que ella “solo tenía que aceptar”. Su hijo nació con la condición labio fisurado y paladar hendido.

“Comencé a llorar y no quise aceptarlo. Le pedí a Dios que esto fuera solo una pesadilla y que cuando despertara, esto no hubiera sucedido”, dice María, “Pero al día siguiente, cuando me desperté de nuevo, todos los médicos estaban allí, las tías del niño estaban allí, llorando. El papá también estaba llorando, todo el mundo lloraba, y honestamente, en ese momento, no quería aceptarlo como mi hijo “.

“Mi hermana tenía 15 años cuando Óscar nació, ella fue la única que no pensó que esto fuera tan terrible. Pensó que el bebé se veía lindo, así que me convenció de volver a verlo, de mirarlo y abrazarlo. Y lo hicimos”, dice María. “Por supuesto, entonces, cuando lo sostuve en mis brazos, todo era diferente. Ese fue el día en que, para mí, nació”.

Ha sido un camino largo para María y Óscar recibir la atención que él necesitaba. Primero fue operado en un hospital público de Bogotá, pero no eran especialistas en hendiduras y los puntos se abrieron al día siguiente. La siguiente vez que estuvo en la lista de cirugía, se enfermó de gripa y el procedimiento tuvo que ser cancelado.

A Óscar le gusta leer sobre la historia y culturas de otros países.
A Óscar le gusta leer sobre la historia y culturas de otros países.

Fue entonces cuando escuchó por primera vez sobre Operación Sonrisa Colombia y se enteró de que la organización médica pronto estaría realizando una misión quirúrgica.

Operación Sonrisa Colombia fue fundada en 1994 por Carlos Arturo Vargas. Él y su esposa perdieron a un hijo, de solo 15 meses, en un accidente automovilístico y querían hacer algo para honrarlo, algo que beneficiaría a los niños y niñas de escasos recursos.

“La necesidad de ayudar a tratar esta patología es enorme en este país”, dice Carlos. “Antes de empezar, aquí no había prácticamente nada, y fue trágico ver la falta de conocimiento que tenían los padres y cómo solo conocían los mitos sobre la fisura, cómo escondían a sus hijos de la sociedad”.

Comenzaron la atención, trayendo equipos internacionales de médicos y enfermeras voluntarios durante 10 días para operar en promedio a 100 niños y luego irse. Carlos sintió la necesidad de construir algo que fuera permanente y que durara más años. La falta de seguimiento y atención continua de la fisura en Colombia era profunda, por lo que comenzaron a trabajar con especialistas locales para poder ofrecer a los niños y niñas atención en las especialidades como ortodoncia, psicología, terapia del lenguaje, entre otros.

Óscar en la actualidad estudia idiomas en la universidad, asegura que es una de sus pasiones.
Óscar en la actualidad estudia idiomas en la universidad, asegura que es una de sus pasiones.

“Nos dimos cuenta de que no era el procedimiento quirúrgico la única solución. Entonces comenzamos a buscar una forma de tratar tanto a los niños como a los padres, que también son importantes para lograr una rehabilitación exitosa ”, dice Carlos.

Operación Sonrisa Colombia atiende en el centro de atención en Bogotá durante todo el año y que ofrece atención integral y gratuita de hendiduras a quienes la necesitan.

La Fundación también ofrece servicios de atención de hendiduras en varios hospitales asociados en todo el país, donde pueden atender a pacientes que viven en comunidades aisladas y vulnerables.

Hasta el momento, se han realizado más de 23.000 cirugías y más de 1.500 pacientes llegan a el centro de atención en Bogotá para ser valorados cada año. Sin embargo, a través de internet se ha podido aumentar el número de pacientes que provienen de otras regiones, inlcuidas comunidades remotas que no tienen acceso a la salud.

El compromiso que los voluntarios y el personal muestran hacia los pacientes y sus familias, es un apoyo fundamental para su proceso de recuperación. Al brindarles las cirugías que necesitan, y atención especializada, les ayuda a integrarse completamente en la sociedad.

Cumpliendo sueños en familia. La historia de Óscar

Olga Sarmiento es fonoaudióloga del centro de Bogotá y solía atender a Óscar. Ella está orgullosa de él y de sus logros. “Saber que Óscar ahora está estudiando idiomas en la universidad y verlo feliz consigo mismo, me hace muy feliz. Es un buen ejemplo de las oportunidades que tienen todos nuestros pacientes si podemos trabajar con ellos ”, dice Olga. “Podemos apoyar a la familia y mostrarles que todo es posible y que la hendidura, que alguna vez fue una experiencia muy traumática, puede convertirse en solo un recuerdo”.

En 2019, Óscar logró uno de sus muchos sueños al graduarse de la Universidad El Bosque con una licenciatura en educación bilingüe. Actualmente trabaja en un centro de llamadas de servicio al cliente en inglés para una importante empresa minorista con sede en los Estados Unidos y sigue con sus terapias del habla a diario. Óscar aspira a mudarse algún día a los Estados Unidos y enseñar inglés como segundo idioma a niños que son hablantes nativos de español.

“Operación Sonrisa ha significado mucho para mí. Me dieron las herramientas y la motivación para mejorar mi vida y para vivir una vida con mayor calidad ”, dice Óscar. “Estuvieron a mi lado, todo el tiempo, durante el tratamiento y en mi integración social ”.

Para María, su hijo es su motor para pdoer cumplir todo lo que se proponga.
Para María, su hijo es su motor para pdoer cumplir todo lo que se proponga.

Leonardo

Leave a Comment