Los sonidos de las pequeñas victorias: preguntas y respuestas con nuestra fonoaudióloga Olga Sarmiento

Los sonidos de las pequeñas victorias: preguntas y respuestas con nuestra fonoaudióloga Olga Sarmiento

Mediante la creación de programas de terapia del habla que se estructuran en torno a las necesidades de comunicación individuales de cada niño, la fonoaudióloga voluntaria Olga Sarmiento, garantiza que los pacientes tengan todas las oportunidades para cumplir lo que se proponen, tras recibir el apoyo de la Fundación.

Después estudiar con un fonoaudiólogo durante la universidad, Olga conoció Operación Sonrisa Colombia cuando fue invitada a unirse a la organización en Duitama. Aunque inicialmente dudó, Olga se dio cuenta de que, al brindar terapia del habla, podría transformar la vida de los niños y niñas que viven con la condición de labio fisurado y paladar hendido en el país.

“Empecé como voluntaria y comencé a hacer exámenes de audición. Después de eso, se abrió una vacante laboral. Estaba disponible, mi currículum fue aceptado y me llamaron”, dijo Olga. “Han pasado nueve años y siento que ha pasado un mes”.

Cuando los pacientes viven con la condición de paladar hendido, e incluso después de una reparación del paladar, pueden experimentar dificultades para hablar con claridad. Trabajando como fonoaudióloga en el centro de atención multidisciplinario de Operación Sonrisa Colombia en Bogotá, Olga se especializa en identificar esos desafíos, comprender las etapas del desarrollo de la comunicación y brindar habilidades técnicas específicas que sus pacientes requieren.

Ya sea que se trate de oír, comprender o pronunciar palabras, Olga trabaja para prevenir interrupciones en el progreso del paciente y, al mismo tiempo, mejora sus habilidades durante las primeras etapas de crecimiento.

Para Olga, los pequeños momentos con sus pacientes son los que la motivan a seguir trabajando con Operación Sonrisa Colombia.

Recientemente, nos sentamos con ella para aprender, cómo su rol es una parte vital de la atención integral y cómo llegar a los niños en la etapa ideal de desarrollo.

 P: ¿Qué la motivó a convertirse en voluntaria?

R: “Las expectativas de lo que podría hacer, sin tener un punto de referencia de lo que me encontraría. Porque realmente lo que he aprendido de los niños, la cercanía que he podido tener con ellos ha sido increíble y mi trabajo me fascina”.

P: En sus propias palabras, ¿por qué es tan importante que los pacientes reciban todos los servicios multidisciplinarios aquí, incluida la terapia del habla?

R: “Nuestro objetivo es que los niños y niñas vivan cada etapa de la misma manera que los niños sin una condición de fisura. Si vienen aquí (Operación Sonrisa Colombia), lo logran”.

P: ¿Qué tiene de especial y de diferente trabajar con niños con una hendidura en comparación con trabajar con niños con otras dificultades del habla?

R: “Es más difícil. Realmente no sabes a qué te enfrentas. Es difícil, pero al mismo tiempo es encantador. Para mí, cuando hablo con padres y madres de todo el mundo, piensan que una vez que se cierra el paladar, el bebé hablará perfectamente bien. Eso no es cierto. La terapia también es necesaria “.

Los sonidos de las pequeñas victorias: preguntas y respuestas con nuestra fonoaudióloga Olga Sarmiento

P: ¿Cuál es la dinámica de trabajar con todas las demás especialidades de la fundación y trabajar juntos para cada niño en particular?

R: “Considero que la clave para que funcione es el respeto por las otras áreas. Sé que usted es el experto en esa área y respeto su procedimiento y su proceso a medida que avanza. Personalmente, estoy muy involucrada y soy consciente de por qué hacen esto en esta especialidad. Siempre estoy informada del protocolo que sigue cada especialidad para informar a los padres de las diferentes áreas para que no sientan que hay tantas piezas, sino ver un orden secuencial.

“Eso nos permite trabajar. Digamos que cada área tiene su punto focal donde es el protagonista y otras áreas donde es otro profesional, pero la dinámica es esa. No hemos tenido casos tan complejos en los que hemos tenido que reunirnos para determinar qué es lo mejor, porque todos los pequeños van con su respectivo proceso dentro de cada área, y cada uno tiene sus objetivos. Cuando un objetivo implica o afecta o mejora otro, entonces nos reunimos y hablamos de una manera muy informal, para evaluar lo que los otros profesionales piensan y creen que se deba actuar.

Los sonidos de las pequeñas victorias: preguntas y respuestas con nuestra fonoaudióloga Olga Sarmiento

P: Para los padres que vienen, ¿responden bien y siguen los programas específicos que les brindan a sus hijos en casa? ¿Notas la diferencia cuando entra el niño?

R: “Si tienen una meta de lo que esperan para sus hijos, y esa meta es la perfección, la trabajan. Si no tienen claro en qué dirección van, no trabajan en ello porque no ven los resultados que desean. Pero aquellos que tienen los ojos y los oídos abiertos, ven las pequeñas ganancias. Se emocionan y trabajan diligentemente en casa. La claridad sobre lo que tienen que hacer, eso también los motiva”.

P: ¿Cómo se siente cuando un niño se gradúa del programa?

R: “Siento satisfacción de inmediato. Durante la consulta, con cada sonido que sé que nunca habría sucedido en la vida del niño, gracias a mi ayuda, pudieron lograrlo. Cuando hacen un nuevo sonido que antes pensaría que sería muy difícil que lo hiciera, eso me llena”.

Leonardo

Leave a Comment